Antes que nada quiero decir que este artículo está basado en un artículo en inglés, al final te doy el enlace del original.

¿Será que tu espalda te está mintiendo?

“No podía correr, y era difícil dormir”.

Groopman, un doctor especialista en cáncer quería resolver el problema de inmediato, así que encontró un cirujano que le removió un disco “dañado”.

Pero la cirugía no funcionó. Y un tiempo después, levantándose de una silla, sintió un corrientazo en su espalda, cayó al piso y no se pudo levantar.

Fue a otro neurocirujano que le dijo que le fusionaría las vértebras y en 3 semanas estaría jugando fútbol.

Pero la nueva cirugía solo empeoró las cosas. El cirujano le dijo “no sé por qué tienes tanto problema, pero si no se mejora en unas semanas podemos volver a operar”.

Algunos estudios dicen que 20% de los pacientes que se operan de la espalda necesitan más operaciones. Esto en EEUU, donde este tipo de especialidad se supone es muy avanzada!

 Pero el Dr. James Rainville, del New England Baptist Hospital de Boston, ha encontrado otra manera de ayudar a sus pacientes.

A pesar de que el dolor es un mecanismo de defensa, el cuerpo diciéndote “detente antes de que me hagas más daño”, ese mecanismo se daña en algunos casos de dolor crónico.

Es como si los sensores de dolor están “hiper-alerta”, demasiado sensibles y dando falsas alarmas todo el tiempo.

Para Rainville, aproximadamente 25% de los pacientes con dolor crónico tienen este problema. Su solución: terapeutas trabajan con el paciente con ejercicios que gradualmente incrementan la intensidad de los ejercicios.

¿Para qué?

No solo para incrementar la fuerza y la flexibilidad. Sino para enseñarles que está bien moverse nuevamente de manera normal. El proceso les enseña a lidiar con el dolor de una manera más sana: en vez de evitar moverse, aprenden a moverse con dolor, gradualmente tolerando movimientos cada vez más difíciles.

 

3 RAZONES POR QUÉ EL YOGA TERAPÉUTICO ES ESPECIALMENTE BUENO

1)      Porque los movimientos son lentos y coordinados con la respiración.

Eso te permite relajar al sistema nervioso, y eso te permite aumentar el rango del movimiento y el esfuerzo de una forma que otros ejercicios no lo hacen.

 

2)      Porque puedes graduar la intensidad del ejercicio.

Tú decides qué tanto hacer para que sea suficiente trabajo, pero al mismo tiempo cómodo.

 

3)      Porque incluye ambos fortalecimiento y estiramiento, con consciencia

El yoga terapéutico implica prestar atención constante a cómo usas el cuerpo momento a momento. Es más fácil determinar lo que se siente bien, y “hablar” con el sistema nervioso cuando la mente está enfocada en sentir al cuerpo.

 

Interesado en probar un programa de Yoga Terapéutico para la espalda?

Haz clic acá.

 

Por tu salud,

Mijael

 

fuente original: http://www.npr.org/blogs/health/2014/01/13/255457090/pain-in-the-back-exercise-may-help-you-learn-not-to-feel-it

css.php