“Si le preguntas a un doctor bien informado cómo evitar pérdida de memoria relacionada con la edad, te dirá que hagas ejercicios”. Esto lo dijo un premio Nobel y neurocirujano, Eric Kandel.
 
Eso no es todo. El ejercicio tiene efectos para el aprendizaje, la memoria, ansiedad, depresión y atención.
 
Pero hasta hace poco tiempo, la ciencia no tenía una buena teoría que explique el mecanismo a través del cual el ejercicio afectaba el cerebro…
 

Serán los huesos?

 
Hasta que en el 2013, científicos publicaron un estudio de ratones que describía como una hormona producida dentro de los huesos, osteocalcina, tenía la capacidad de “comunicarse” con el cerebro, se podía “pegar” de neuronas, promover la generación de nuevas neuronas, y podía incrementar la producción de varios neurotransmisores como serotonina y dopamina.  
 
Además de todas estas funciones, los ratones que no tenían la osteocalcina también tenían un hipocampo mucho más pequeño, y esta es la parte del cerebro más ligada a la memoria. Estos ratones también eran más propensos a comportamientos de ansiedad y depresión, y tenían más dificultades para aprender o recordar cosas.
 
Aunque el estudio fue realizado con ratones, usualmente las hormonas que funcionan en estos animales suelen tener una acción parecida en los humanos, así que las probabilidades de que estos estudios continúen ofreciendo resultados positivos en nosotros son bastante altas.
 
Tomando en cuenta todo esto… a que no adivinas cuál es una de las mejores maneras de mantener la masa ósea?
 
Yoga. Te sorprendí, no?
 
Este estudio duró 10 años, y de los 741 participantes, 83% de los participantes tenían osteopenia u osteoporosis, y 109 de ellos tenían fracturas previas al estudio. 
 
Luego de los 10 años, en los que los participantes practicaban 12 minutos de una rutina de yoga una vez cada otro día como mínimo, ninguno de los participantes había tenido otra fractura!
 
Además, los participantes que cumplieron con practicar al menos cada otro día lograron aumentar su masa ósea en la espina dorsal, el fémur y la cadera.
 
Nada mal, cierto?
 
Hora de practicar,
Por tu salud,
Mijael
css.php