Es importante empezar diciendo que no todos los doctores están de acuerdo en la relación entre hernias discales y los síntomas. Lo que expongo acá es sólo

Las hernias discales son sólo una forma de explicar el dolor. Hay veces en donde los síntomas nos pueden ayudar a determinar con mayor seguridad si realmente hay nervios pinzados, pero….

Incluso cuando puedes ver lo que parecen ser evidencias de reducción de espacio para los nervios en resonancias magnéticas, eso no te puede dar un 100% de seguridad de que esa es la razón de tu dolor. Acá hay un artículo que explica mejor eso.

Continuando…

Asumiendo que los síntomas vienen de una hernia, los síntomas pueden cambiar dependiendo de dónde está la hernia y qué está apretando.

Características generales del dolor de hernia:

  • Si la hernia no está apretando ningún nervio, es muy probable que no esté causando ningún síntoma.
  • Si la hernia aprieta un nervio, puede que tengas dolor, adormecimiento y hasta debilidad en el área en donde hay sensaciones.
  • A veces empieza de repente, a veces viene poco a poco.
  • Puede ser constante o ir y venir.
  • Puede causar espasmos musculares severos.

Dependiendo del lugar:

  • Cuando el pinzamiento sucede en la parte más baja de la espalda, es posible que desarrolles ciática. La ciática es un dolor que baja desde el glúteo hacia abajo en la pierna, y sucede por pinzamiento en el nervio ciático, que empieza en la espalda baja y sigue hacia los pies.
  • La ciática suele suceder en una sola pierna, y puede estar acompañada o no de dolor de espalda. La sensación puede bajar hasta los pies, detrás de las rodillas, y puede sentirse como agujas, adormecimiento o debilidad además de dolor.
  • Si tienes una hernia cerca del cuello o espalda baja, el dolor, adormecimiento y debilidad puede ir hacia el cuello, los hombros y los brazos.
  • Si tienes una hernia cerca de las costillas más bajas, es posible que sientas el dolor en la parte de delante de tus piernas, por el músculo psoas.

¿Qué suele agravarlo?

  • Sentarse por tiempo prolongado.
  • Puede sentirse mucho más al toser, estornudar o hacer esfuerzo al ir al baño.
  • Flexionar la espalda sin soporte, como cuando vas a recoger algo del piso.
  • Girar la espalda, sobre todo de manera rápida o movimientos grandes.

¿Qué lo alivia?

A muchos el caminar o acostarse. Para algunos acostarse boca arriba es excelente, pero debes buscar la forma que más descansada se sienta para ti. Para aquellos hartos del dolor y listos para una solución integral, haz clic acá.

Si todavía no has leído qué es una hernia y cuál es la diferencia entre una hernia, una protrusión, extrusión, o secuestro discal, puedes hacer clic acá para leer más.

Si tus síntomas incluyen debilidad en ambas piernas, pérdida de control de orina o heces o disfunción sexual, puede que tengas cauda equina y en ese caso levántate ahora y consulta con el médico de inmediato.

Mijael